VOLUNTARIADO EN FRÓMISTA

SVE en Fromista

No es un ‘Adiós’, tanto como un ‘Hasta Luego’…

EL MES DE JULIO

Y de repente era agosto, y mi hora de irme…
Julio ha sido un mes lleno de actividades. En la escuela de verano hemos hecho
manualidades con los niños todos los días tanto como juegos, comecocos y dibujos.
Pero la mejor parte ha sido jugar y divertirme con los niños. Nunca había trabajado
antes con ellos, y no hemos tenido niños en mi familia desde que yo era niña. Para ser
sincera, me sentí un poco intimidada por la idea de trabajar con este sector al
principio. Pero ahora, no me asusta y realmente lo disfruto. Por eso me entristece
despedirme de todos ellos.

Mis tardes las pasé en la piscina jugando y siendo creativa con los niños en la
biblioteca estival. A veces hacíamos juegos de agua y los niños no tenían piedad de
nosotros. Una vez nos arrojaron tanta agua que nos empaparon de arriba a abajo.
¡Fue tan divertido!

Mi familia estuvo de vacaciones en España, así que, vinieron a verme algunos fines de
semana y fuimos a diferentes ciudades como Aguilar de Campoo y Tordesillas.

Además, tuvimos la Feria del Queso, que fue interesante y atrajo a gente de todas
partes. ¡Nunca había visto a Frómista tan lleno de gente! Ayudamos en el puesto de
información turística del Ayuntamiento, donde la gente vino a poner sus boletos de
lotería en una caja. Los ganadores fueron anunciados esa noche. Allí también se
entregaron premios para los niños que ganaron el concurso de pintura al aire libre que
hicimos en la escuela de verano en la plaza de San Martín.

El 31 de julio, tuvimos una buena cena en la bodega, todos los que habían ayudado en
la feria y el Ayuntamiento. Comimos queso de la feria y comida casera que la gente
traía, como muchas deliciosas tortillas de patata, por ejemplo. Esta fue también una
última reunión antes de irme.


Tener que decir adiós no es algo que sea bueno. Por eso preferiría decir: Hasta luego.
Nunca podría haber imaginado cuán grandioso es el lugar de Frómista o cuánto he
disfrutado de estar aquí. Este pueblo realmente es algo especial, y eso no se debe
solo a las hermosas iglesias o al hecho de que es un lugar cluniacense. No, lo que
hace Frómista son las personas. Con sus cálidos corazones y brazos abiertos.
Recomiendo este pueblo a todos, si no es por un voluntariado, solo por una visita.
Frómista sin duda siempre tendrá un lugar especial en mi corazón. Y os garantizo que
no será la última vez que me veáis. Hasta entonces, recordaré a todos y cada uno
aquí, y espero que algunos se acuerden de mí.

Gracias Frómista por ser mi hogar durante los últimos seis meses. Gracias Frómista
por enseñarme tantas cosas y cambiar mi vida.
Gracias & hasta luego,
…Astrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 23, 2019 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: